21 de mar. de 2015

Colaboración para arqueoblog: "Datación relativa en arqueología con un derbi muy contemporáneo como excusa".

Esta semana Adrián ha colgado una pequeñita colaboración que he hecho para su blog.  Inmersa como estoy en mi investigación del trabajo fin de máster y tras ver la película "Hooligan", varios fueron los planetas que se alinearon y por fin, después de que me lo había pedido ya varias veces, pude dedicarle un ratito a esta entrada que espero que no sea la primera en ese blog genial de mi colega.

Gracias Adrián por el honor de haber publicado en tu blog, sabes que es algo muy especial para mi.

¿Quieres leerme?



9 de mar. de 2015

Los sátiros y el descubrimiento de la miel.

Hoy un poco de mitología a propósito de un precioso ánfora que vi el sábado en el museo de antigüedades de Basilea (Suiza).  Fue realizada sobre el 540 a.C.


"Marchaba [Baco] desde el Hebro arenoso, en compañía de los sátiros [...], y ya habían llegado al Ródope y al florido Pangeo.  En las manos de los acompañantes resonaron los címbalos.  He aquí que unos nuevos alados se reunieron atraídos por el estrépito, y los chasquidos que promovía el cobre los seguían las abejas.  Líber las recogió de su vagabundeo y las encerró en un árbol hueco, y recibió la recompensa de haber hallado la miel." (Ovidio, "Fastos" III, 740-745)





Piero di Cosimo entre los años 1462-1522 pintó "El descubrimiento de la miel", hoy el cuadro puede verse en el Museo de Arte de Worcester, MA, EE.UU.


Esta es una de las tablas de un conjunto de dos: las Desventuras de Sileno y esta titulada "el descubrimiento de la miel".  Claramente se trata de una obra inspirada en los "Fastos" de Ovidio, en el cuadro vemos a sátiros, ninfas y amorcillos, que descubren el árbol con las abejas productoras de miel.

Como vemos la idea es la misma: los sátiros tocando los címbalos, el árbol seco, las abejas.  Aquí además aparece Baco y Ariadna, el primero montado en un burrito y ella a su lado (a la derecha de la foto).

Fuentes:

Ovidio, "Fastos" en Gredos, Madrid, 2001.
FUSCO, R., "El quattrocento en Italia", Istmo, Madrid, 1999.

6 de mar. de 2015

National Geographic Historia está de oferta con Arqueología en mi jardín

National Geographic Historia 

ha apostado por 

Arqueología en mi Jardín 

y ofrece a todos nuestros lectores una 
oferta 
buenísima para suscribirse a la revista.





Pincha aquí o en la foto y te llevará al enlace para ver esta excelente oferta:

Una suscripción a 12 revistas 
por solo 24,95€ 
y te regalan 
4 libros  de 
"Grandes civilizaciones".


5 de mar. de 2015

Si sueñas que luchas contra un gladiador... ¡es que te vas a casar!

Foto: Película "Gladiator" 


En Roma todo aquello que rodeaba a los gladiadores estaba relacionado con la magia y la superstición.  Se decía que la sangre caliente del gladiador sacrificado curaba la epilepsia y que cuando una mujer iba a contraer matrimonio tenía que separarse el pelo con una lanza utilizada en la arena por un gladiador que hubiese muerto durante la lucha.

Pero además su imagen en los sueños podía predecir con qué clase de mujer te casarías, así nos lo cuenta Artemidoro (150 d.C.).  Si te enfrentabas en el sueño a un gladiador, dependiendo de cual, ibas a encontrar una determinada esposa:

Así que, según este autor, si sueñas con un contendiente traex (tracio)  te casarás "con una esposa rica, astuta y con afán de protagonismo." Artemidoro llega a este conocimiento haciendo un análisis de las armas que este gladiador blandía en los espectáculos, nos dice:  "Rica, porque él está cubierto de armas pesadas; astuta, porque su espada no es recta, y dispuesta a sobresalir porque este gladiador es el que ataca".

Si tu contendiente es un mirmillo, entonces te casarás "con una mujer hermosa, discretamente adinerada, fiel, amante de su casa y obediente al esposo, ya que este tipo de adversario cede terreno, está bien protegido y su panoplia es más completa que la precedente".

En el caso de un secutor, tienes que saber que tu cónyuge será "bella y pudiente, pero que se mostrará muy orgullosa debido a su fortuna y será la causante de múltiples males, pues esta clase de combatiente persigue siempre."

¿Y si tu contrincante es un retiarius? Cuidado entonces porque tendrás "una compañera pobre, lujuriosa, callejera y pronta a ceder ante una proposición."

Si en cambio es un hippeus "predice que la esposa será acaudalada y de buen linaje, pero con poco seso."

Pero si es un essedarius tu pareja "será perezosa y fatua."

Cuando en tu sueño te enfrentas a un provocator, se "augura una mujer de bellas formas y bonita, pero coqueta y sensual."

Por último, si sueñas con un enemigo en la arena como el dimachaerus, tu esposa "será una envenenadora, o, por el contrario, malvada y fea."

Visto lo visto mejor no soñar con gladiadores, en el siglo XXI, además de llevarte un buen susto por encontrarte con un personaje de estos en tus horas de descanso, las mujeres no salen demasiado bien paradas de la descripción ¡menuda pesadilla!

Fuentes:

ARTEMIDORO, "la interpretación de los sueños" para Gredos, 1989.

GRANT, M. "Gladiators.  The bloody truth", England, 2000.



12 de feb. de 2015

Marcial y el Coliseo de Roma



"No mencione la bárbara Menfis las maravillas de sus pirámides, ni el trabajo asirio se jacte de Babilonia; no se alaben los afeminados jonios con el templo de Diana, que el ara abundante en cuernos deje olvidar a Delos, y que los carios cesen de ensalzar con elogios inmoderados hasta los mismos cielos el Mausoleo colgado en el aire vacío. Toda obra humana debe ceder al anfiteatro del César, la fama celebrará únicamente ésta por todas."


"Aquí en donde el coloso sidéreo contempla muy de cerca las estrellas y se elevan en mitad de la vía altos andamiajes, irradiaban los atrios soberbios del fiero tirano y había ya una sola casa en toda Roma. Aquí en donde se eleva la augusta mole del hermoso anfiteatro estaban los estanques de Nerón. Aquí en donde admiramos las termas, obra prontamente acabada, un campo inmenso había expropiado las casas de los míseros ciudadanos. En donde el pórtico de Claudio proyecta sus amplias sombras, venían a terminar las últimas construcciones del palacio imperial. Roma ha sido devuelta a sí misma y, contigo en el trono, César, hace las delicias del pueblo lo que las hacía de su señor."



Marcial "Libro de los espectáculos", Epigramas I y II, traducción de José Guillén para la Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 2004.

8 de feb. de 2015

Claudio I - Senado 0: La Tábula Claudiana y la obtención de la ciudadanía en Lyon.


La Tábula Claudiana u Oratio Claudii está realizada en bronce y porta una inscripción en latín.  Está fechada en el 48 d.C. y fue encontrada en Lugdunum (el Lyon romano) en 1528.  Actualmente puede verse en el Museo Galo-Romano de Lyon.

El texto que aparece en ella es parte del discurso que el emperador Claudio dio a la asamblea del senado romano para conseguir la ciudadanía de la población de la Galia Comata.

El emperador Claudio había nacido en Lyon, hacia el año 10 a.C., y en su discurso defendía la integración de los extranjeros dentro del Imperio Romano, es decir, de los propios galos, que eran considerados extranjeros.

Nos cuenta Tácito al respecto:

"En el consulado de Aulo Vitelio y Lucio Vipstano cuando trató de completar el senado, los nobles de la Galia llamada Comata, que ya tiempo atrás habían conseguido la condición de federados y la ciudadanía romana, pidieron el derecho de alcanzar cargos en la Ciudad, lo que provocó muchos y variados comentarios. Ante el príncipe se enfrentaban los intereses contrapuestos: se afirmaba que Italia no estaba tan decaída que no fuera capaz de proporcionar un senado a su capital; que antaño lso indígenas les habían bastado a los pueblos consanguíneos, y que no había que avergonzarse de la antigua república. Se recordaba todavía los ejemplos de virtud y de gloria que la casta romana había dado según las viejas costumbres [...]. Decían que todo lo iban a llenar aquellos ricachones cuyos abuelos y bisabuelos, jefes de pueblos enemigos, habían destrozado a nuestros ejércitos por la violencia de las armas y habían asediado en Alesia al divino Julio."

A estos comentarios Claudio respondería lo siguiente (y a estas palabras es a las que hace referencia la Tábula):
"Mis mayores, de los que Clauso —el más antiguo— , siendo de origen sabino, fue admitido a un tiempo en la ciudadanía romana y entre las familias patricias, me exhortan a proceder con parejos criterios en el gobierno del estado, trayendo aquí a lo que de sobresaliente haya habido en cualquier lugar. En efecto, tampoco ignoro que a los Julios se los hizo venir de Alba, a los Coruncanios de Camerio, a los Porcios de Túsculo ni, por no entrar en detalles de la antigüedad, que se hizo entrar en el senado a gentes de Etruria, de Lucania y de toda Italia; que al ñn se extendió ésta hasta los Alpes, para que no sólo algunos individualmente, sino también tierras y pueblos se unieran a nuestro nombre. Tuvimos entonces sólida paz interior; también gozamos de prosperidad en el extranjero cuando fueron recibidas en nuestra ciudadanía las gentes de más allá del Po, cuando, con el pretexto de nuestras legiones repartidas por el orbe de la tierra, incorporando a los provinciales más valerosos, se socorrió a nuestro fatigado imperio. ¿Acaso nos pesa que los Balbos desde Hispania y varones no menos insignes desde la Galia Narbonense hayan pasado a nosotros? Aun quedan descendientes suyos, y no nos ceden en amor a esta patria. ¿Cuál otra fue la causa de la perdición de lacedemonios y atenienses, a pesar de que estaban en la plenitud de su poder guerrero, si no el que a los vencidos los apartaban como a extranjeros? En cambio, nuestro fundador Rómulo fue tan sabio que a muchos pueblos en un mismo día los tuvo como enemigos y luego como conciudadanos. Sobre nosotros han reinado hombres venidos de fuera; el que se encomienden magistraturas a hijos de libertos no es, como piensan muchos sin razón, algo nuevo, sino que fue práctica de nuestro viejo pueblo. Se objetará que hemos guerreado con los senones: ¡como si los volscos y los ecuos nunca hubieran desplegado sus ejércitos contra nosotros! Fuimos cautivos de los galos, pero también hubimos de entregar rehenes a los etruscos y de tolerar el yugo de los samnitas. Y con todo, si se pasa revista a todas las guerras, ninguna se terminó en tiempo más breve que la que hicimos contra los galos, y desde entonces hemos tenido una paz continua y segura. Unidos ya a nuestras costumbres, artes y parentescos, que nos traigan su oro y riquezas en lugar de disfrutarlas separados. Todas las cosas, senadores, que ahora se consideran muy antiguas fueron nuevas: los magistrados plebeyos tras los patricios, los latinos tras los plebeyos, los de los restantes pueblos de Italia tras los latinos. También esto se hará viejo, y lo que hoy apoyamos en precedentes entre los precedentes estará algún día».





Tener el estatus de ciudadano romano era convertirte en un privilegiado por el estatus social, acceso a la propiedad y posibilidad de acceder al gobierno que te ofrecía, incluso pudiendo llegar a ser senador, además de tener ciertas prerrogativas frente a las leyes. 

Básicamente y muy resumidos, los derechos de un ciudadano eran:
- Acceso a las asambleas y derecho a votar en sus decisiones.

- Poder presentarse a las elecciones y salir elegido.

- Poder dedicarse al comercio sin ninguna restricción.

- Tener propiedades y realizar contratos.

- Poder dejar un testamento.

- Poder casarse con otro ciudadano romano y que los hijos fuesen también ciudadanos.

El texto fue encontrado en el santuario federal de las Tres Galias, esto sugiere que Claudio ganó la causa con el discurso convenciendo al Senado romano.

Como la transcripción en latín es larga y está colgada en internet dejo aquí un enlace para poder acceder a ella.


3 de feb. de 2015

Los retos de Historia 2.0... y yo participo!

El equipo de Historia 2.0 nos retan a participar con ellos para hacer la historia más amena, divertida y aprender un montón de cosas.  El blog es genial pero el reto.... no podéis dejar de participar en ellos, son muy divertidos.

Arqueología en mi jardín, vamos yo, estamos participando, lo hice en enero y lo vuelvo a hacer en febrero.  No dejéis de pasaros para leerme y para leer el resto de participantes.  Seguro que os parece muy interesante todo.


Y además, cada vez que participas te dan un diploma.

Me encanta la iniciativa!  muy buen trabajo Historia 2.0!!


24 de ene. de 2015

La ya famosa barba de Tutankhamon

Esta semana ha circulado por todos sitios la noticia de que a la máscara de Tutankhamon le habían pegado, de muy mala manera, la barba después de que a algún patoso la "rompiese".  La noticia ha corrido como la pólvora por noticiarios, periódicos y redes.

Veamos algunas cosillas sobre la famosa barba ritual.

El descubridor y excavador de la tumba H. Carter, en su libro "La tumba de Tutankhamon" nos cuenta sobre el descubrimiento de la máscara y por tanto de la barba:

"La máscara de oro batido, un ejemplar bello y único del retrato antiguo, tiene una expresión triste pero serena, que sugiere la juventud truncada prematuramente por la muerte. Sobre su frente había las insignias reales, el buitre Nekhbet y la serpiente Buto, labradas en oro macizo, emblemas de los Dos Reinos sobre los que había gobernado. La barbilla llevaba la tradicional barba de Osiris, labrada en oro y lapislázuli. Alrededor del cuello tenía un collar triple de cuentas discoidales hechas de oro rojo y amarillo y fayenza azul."

La máscara con dicha barba fue descubierta el día 23 de octubre de 1926, cuando se retiró la tapa del ataúd anterior.  Y nos cuenta al respecto H.Carter ese mismo día en su diario:

"The removal of the lid revealed yet a third coffin, manifestly anthropoid in form, but the main details of which are hidden by a close fitting reddish coloured linen shroud, apparently well preserved. The gold mask of the face in this case was bare, the features being even more juvenile than heretofore. Placed Over the breast of the coffin & and attached to the shoulders headdress wais an elaborate bead and floral collarette upon papyrus, several inches in depth."

Ese día, Carter descubrió el tercer ataud de Tutankhamon, donde estaba "pegada" la famosa barba. Hasta el siguiente día no levantó el sudario rojo que cubría la máscara, así que el día 23 por fin la vio.

El día 23 Burton hizo esta foto:





El número de inventario fue 256A. La barba está situada donde le corresponde.

En otras fotos de Burton, una vez el ataud fue extraído, la barba ya no aparece:






Después la máscara aparecería así fotografiada por el mismo Burton:




Sin barba pero donde se aprecia el lugar donde estaba colocada.

En otra foto aparece la barba y el collar del que también habla en el texto H.Carter:


Una barba de "quita y pon" que ya no podrá volver a quitarse probablemente.